lunes, agosto 21, 2006

Palito Y Sandro (Comentario radial)


Daniel López, el periodista que hace el programa matutino DesayunoContinental AM 590 www.continental.com.ar
lee, a veces, mis "colaboraciones espontáneas".Ésta fue leída con la música "ad hoc":




"Mientras las "chicas" de hoy debaten sobre Arjona, yo me quedé "enganchada" con la propuesta de Orlando Barone de ayer:¿Palito o Sandro?
Quiero reivindicar a Palito Ortega a pesar de todo. Palito, Violeta Rivas, Yoli, Chico Novarro, Nicky Jones eran los sesenta, el Normal, los asaltos (como fiesta), las románticas "vueltas al perro" a las tres de la tarde, otros códigos más ingenuos, otra salud mental.
Después supimos muchas cosas, pero eso representaba y representa para mí Palito: la adolescencia. Y también, el elevarse por sobre la pobreza a puro esfuerzo.
Si se equivocó al elegir, lo perdono. Pero gestos como pagar sus deudas y volver a empezar no dejan de ennoblecerlo, aunque la política lo haya enturbiado en algún momento.
Nadie que se anime a comprometerse sale absolutamente inmaculado de esa situación y a muchos, mucho más formados, eso se les disculpa o se les olvida. ¿Por qué no a Palito? Creo que no hay oposición entre Palito y Sandro: uno es la alegría inocente de un tiempo remoto y algunas canciones románticas que suenan tan bien hoy como ayer -por ejemplo, "Sabor a nada"-. Y el otro fue rock, pasión, nuestro "Elvis" argentino, que supo preservarse. No hay dicotomías.Y creo que es hora de rescatar todo lo que Ramón Bautista Ortega dejó en nuestra cultura a pesar de sus errores.
No pocos me tildarán de estúpida, pero necesitaba decirlo."

Cati Cobas

Fotografía gentileza de mi amiga Merche Baratas (España)

1 comentario:

abuelo Pepe y Graciela dijo...

Yo, que soy de esa època y disfrutàbamos las canciones de ambos, y nos prestàbamos sus discos con las chicas,era una adolescencia sana y ellos eran nuestros ìdolos. Hoy, que realmente las letras de las canciones no tienen dulzura ni inocencia, es verdad que no deberìan mezclar la època de Palito cantaautor con la de polìtico y soy de las que opina que quiso demostrarse a sì mismo que èl a pesar de su infancia pobre podìa llegar a ser alguien, y por ello habrìa que felicitarlo, por lo menos esa es mi opiniòn. Graciela de Almagro