jueves, junio 07, 2007

130-Sí, amigos: "La vida trasciende y da revancha" en Mallorca, la Fantástica



“El día después” es, a veces, muy difícil. Tanto para el amor como para la guerra suele complicarse porque en el fragor de la lucha uno no es muy consciente de aquello en lo que está envuelto, pero al día siguiente, cuando hay que ver qué es lo que ha sucedido, comienzan a verse los hechos acontecidos en otra dimensión. Y una no quiere pecar de pesada, cargosa ni exagerada. Tampoco de cursi y, mucho menos, de repetitiva. Pero cuando el corazón no deja de latir emocionado, cuando las gratitudes son enormes, cuando una se siente tan feliz como ayer, “el día después” suele venir acompañado de un poquito de susto, ante la necesidad de compartir alegrías y sentimientos variopintos, y, sobre todo, al comprender la trascendencia que han cobrado los acontecimientos.

Sí, sí. Ya sé que no obtuve el Cela, ni “El príncipe de Asturias” o el Planeta. Pero me siento mejor que si hubiese ganado los tres juntos, lo aseguro.

La entrevista fue maravillosa. La gente de 3 de nit, con Sandra Llabrés a la cabeza, sumamente cálida y gentil y qué decir de Joana Pol, la autora de Bellver y responsable del Rincón Literario: absolutamente generosa. En fin, que las magias de los mares de Mallorca se trasladaron hasta esta orilla del Plata para hacer vivir a esta servidora y a los amigos de sus Caticrónicas un momento inolvidable.

Un párrafo especialísimo lo merece la Hble. Sra. Encarnación Juana Pastor Sánchez, “Consellera d'Immigració i Cooperació del Govern de les Illes Baleares” quien, invitada por la conductora del programa, tuvo a bien –a pesar de sus múltiples compromisos y de la hora en España- acercar su palabra al comienzo de la entrevista y hacer saber su beneplácito para con los textos de esta porteña tan porteña y tan balear y mallorquina al mismo tiempo.

Y lo mismo debo decir del Presidente de la Casa Balear de Buenos Aires, Don Miguel Escandell, que se prestara, tan amable, a participar de la entrevista y en forma absolutamente desinteresada enviara mi dossier a la publicación “Libertad Balear América” donde fue inscripta la noticia del reportaje en la portada del 5 de junio, precisamente.

Esas dos voces, que reafirmaban la presencia efectiva de España y Baleares en la Quinta Isla, sumadas a los afectuosos mensajes de los amigos de muchas partes del mundo http://sandra3denit.blogspot.com/2007/06/elvira-mnguez-la-caja.html así como también de mi país y a la posibilidad de difundir mi trabajo más allá del Atlántico y llegar con mi voz a “La Roqueta” de la mano de Sandra y Joana, han hecho que sea una realidad el título de esta crónica.

Porque hoy, en el “día después”, puedo decir, esperanzada, que cuando se siembra amor por la tierra como lo sembraron Marcial e Isabel en mí habiendo venido de tan lejos: “la vida trasciende la existencia y da revancha” y la palabra, bien empleada, es su aliada inigualable.
Y ahora... ¡A continuar en la búsqueda de nuevos temas aquí y acullá, ya que en este hermoso mundo siempre habrá algún tema risueño o melancólico para compartir mientras haya alguien dispuesto a posar en una crónica los ojos, la oreja y el espíritu!

Cati Cobas
Nota de la autora: Como corolario afectivo de lo antedicho, ver comentario a la anterior entrada (me reencontré con mi familia paterna gracias al milagro de la radio y de Internet). ¿Hace falta pedirle algo más a la vida? Y eso, seguramente, será en breve motivo de una crónica...

2 comentarios:

lola dijo...

Bueno , bueno, querida Cati, no tienes por que sentirte avergonzada , ni pedir disculpas por ser feliz, por compartir: malo sería si no pudieras hacerlo.
Durante muchos años has trabajado como una hormiguita y ahora tienes tu recompensa , chica y ¿ sabes? es un enorme placer estar ahí - cerquita- para compartirlo.
Besazos del mar.
lola

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Sí, el día después es dificil. Desciendes de la nuebe y hay que comenzar a caminar de nuevo. Pero esta vez con más responsabilidad aunque tienes una ilusión mayor con lo cual tus pasos serán acompañados de unas alas que te hagan avanzar más.
Un besito